Los 7 Platillos con Frijoles que Debes Probar

En México, el frijol es uno de los alimentos más interesantes que existen; en la mayoría de platillos mexicanos, también suele incluir un tazón de frijoles para darle más consistencia al mismo. Los frijoles son increíbles pues son una increíble fuente de proteínas, al mismo tiempo que se prepara de todas las formas posibles:  refritos, en crema, en caldo, fritos, chinos, güeros, guisados, colados, borrachos, con puerco, con chicharrón frijoles charros.

Los 7 Platillos con Frijoles que Debes Probar

Por esto, es importantísimo en la gastronomía mexicana esta legumbre. Un buen banquete mexicano siempre llevará una olla hirviendo de frijoles y sus tortillas para acompañar el guisado. Sin embargo, existen diferentes métodos de preparación de frijoles, y diferentes platillos que hacen de este ingrediente privilegiado; por eso mismo, hoy traemos los 7 platillos con frijoles que debes probar hoy.

1. Quesadilla de pollo en barbacoa con frijoles y queso derretido

Este platillo es una variación muy interesante para las quesadillas de siempre. Se le agrega frijoles y queso derretido en la parte superior de la quesadilla. Esto hace que obtenga un sabor un poco más intenso.

Esta variación, puede ser comida con salsa borracha, hacer que el sabor característico de la quesadilla tenga un sabor ligero diferente.

2. Sopa tarasca de frijol

Esta variación de la famosa Tanpa Tarasca de Michoacán, es una sopa donde el ingrediente principal es el frijol. Esta sopa se hace con jitomate, ajo, frijol bayo, chile pasilla y tortilla frita.

3. Frijoles Charros

Este plato típico de México, que se dice tiene su origen en Jalisco, es un plato hondo de frijoles cocinados con jamón, tocino, chile, chorizo ​​y en algunos casos plátano macho. Este es un manjar exquisito que se come por todo el país.

El platillo por el uso del chile y el frijol bayo, obtiene una consistencia espesa y picante. Este sabor hace que sea ideal para acompañar un plato de carne asada.

4. Ayocotes con hoja de aguacate

El frijol ayocote es una variación de frijol que obtiene hasta 3 cm de largo, y obtiene diferentes colores. Este ingrediente se puede preparar en diferentes platos que utilizan carne de cerdo, chorizo ​​y otros ingredientes.

En Tlaxcala, la variación de sopa de Ayocote en la hoja de aguacate es de los platillos más ricos debido a su intensidad de sabores.

5. Frijol con Puerco

Un platillo yucateco muy característico de la región; se prepara con una base de frijol que se agrega carne de cerdo picada, y al cocerse el conjunto obtiene un sabor único.

6. Tlacoyos rellenos de frijol

En ciertas partes de México se puede comer el famoso tlacoyo con un relleno de frijol, debido a que obtiene un sabor que le da el carácter más especial a la masa. Se suele acompañar de salsa verde, cilantro, rábanos picados y queso.

7. Frijol negro a la cubana

Este platillo es comido en toda Latinoamérica, se prepara con frijoles refritos, cilantro, chile y jitomate. Esta mezcla entre sabores frescos de las verduras y el frijol refrito seco, hace que el platillo obtenga un sabor muy particular y sabroso.


Imprimir